Cómo comenzó todo


Cómo 1 $ cambia el mundo

Durante una de las visitas a Ecuador, la patria de mi esposa, me conmovió mucho la pobreza de muchos niños. Imagínese un niño de ocho años completamente zarrapastroso con lágrimas en los ojos está parado al frente suyo. Le ofrece un ramo de flores ya medio seco o unos cuantos tomates, que se organizó antes (seguramente de forma ilegal) y le pide:
“Por favor, … solo 1 Dollar!”

Usted ve la nesecidad, le da un dolar y le dice que se quede con las flores para que las pueda ofrecer a otra persona. Se da la vuelta – y allí está otro niño – y entonces otro – y entonces…Podría gastar todo su dinero en un día y al día siguiente todos los niños estarían allí otra vez. ¡La necesidad a quedado y nada a cambiado!

En ese entonces mi esposa y yo nos preguntamos:
“¿Qué debemos hacer?
… ignorar el problema … o … hacer algo … ?”

Nuestros corazónes nos dijeron que aquí podemos cambiar algo. Así surgió la visión de la fundación Immanuel-International.
Cada Dollar/Euro es investido de tal manera que las condiciones de vida de estos niños son mejoradas constantemente y así formamos una mejor y prometedora base de vida.